¿Me considero una persona exitosa?

2015-11-17 18:45:47


¿Me considero una persona exitosa? 

Aquí descubrirás si ser exitoso es la aspiración máxima o si es importante añadir otros elementos en la ecuación para poder no solo darles la vuelta a las situaciones, sino llegar a crear esa vida llena de felicidad y plenitud que todos queremos.

 

¿Cuáles son los parámetros?

¿Cómo puedo llegar a serlo?

Todos nos hemos hecho esta pregunta. Nuestro cerebro al encontrarse con personas suele comparar, a medir que tan “bien” o “mal” nos hemos desempeñado. Esto puede despertar retos llenos de entusiasmo, envidias o incluso tristeza al creer que lo que he hecho, no ha sido suficiente y, por lo tanto, que yo no sea tan valioso.

 

¿Qué significa realmente éxito?

¿Has pensado qué representa éxito? Acaso éxito equivaldrá a; ¿tener dinero?, ¿Gozar de buena imagen?, ¿Ser de abolengo?, ¿Ser un profesional destacado con un alto sueldo?, ¿Ser deportista de alto rendimiento?, ¿Sentir satisfacción en lo que hago?, ¿Ser admirado por los demás?, ¿Tener muchos títulos o una inteligencia inalcanzable?

 

La raíz etimológica de la palabra éxito

Tanto el latín como en el anglosajón, la palabra ÉXITO proviene de EXIT que significa salida. Podríamos decir que una persona es exitosa si ha salido de sus adversidades fortalecido y es leal a sus valores.

Efectivamente es tener la capacidad de salir de los problemas.

Sin embargo, al tener una dificultad existen varias formas de salir de ella. Pongamos el ejemplo de una situación complicada de pareja. Tu puedes decidir salir del problema y evitarlo a toda costa, pero eso no significa que se haya solucionado o que si se vuelve a presentar no vayan a surgir los mismos sentimientos, actitudes y peleas.

 

Éxito y Triunfo, una mancuerna inseparable

Por otro lado, “Triunfo” proviene del griego significando “Entrada Victoriosa” 

Éxito y triunfo van de la mano.  Si soy “exitoso” y además, “triunfo”, entonces significa que he logrado entrar victoriosamente a un nuevo estado de existencia con mayor sabiduría del que me encontraba.

No soy, ni volveré a ser el mismo porque

He ingresado triunfante a otro estado de consciencia,

al que poseía y el trofeo del aprendizaje ha disminuido casi en su totalidad, la posibilidad de que vuelva a tropezar con la misma piedra.

 

¿Que requiere de mí, esta mancuerna? 

Salir de situaciones incómodas puede ser “fácil” o “difícil” dependiendo de cómo decidas enfrentar cada circunstancia. Si realmente quieres no solo tener éxito, sino también salir triunfante, es de vital importancia que estés dispuesto a realizar un gran esfuerzo.

La transformación hacia un nuevo estado de consciencia requiere resiliencia, tolerancia a la incomodidad que se genera al elegir acciones distintas a las que hemos venido tomando, firmeza de carácter y capacidad para dejar los miedos por un lado e intentarlo, intentarlo y volverlo a intentar hasta que la evolución haya surgido.

 

¿Y qué beneficios me traerá esta evolución?

El miedo y la emoción al realizar una actividad distinta tiene el mismo efecto en tu cuerpo. Las manos sudan, las piernas tiemblan, la voz se entrecorta… Así que al final miedo y emoción surten el mismo efecto.  

"Quien se arrodilla ante el hecho consumado es incapaz de enfrentar el porvenir."  León Trotski 

Enfrentar al “toro por los cuernos” y reflexionar, estando dispuesto a ser vulnerable y descubrir lo que esta nueva situación tiene para enseñarnos, genera auto confianza y auto estima, esperanza y sobre todo una gran satisfacción personal que resulta en felicidad.

 

M.B.A Rosamaría Becerra Lázaro







Caminante no hay camino, se hace camino al hablar

2015-11-17 19:41:30


Caminante no hay camino, se hace camino al hablar.

El concepto de las palabras fortalece creencias y estas son la semilla de tus resultados. Utilízalas a tu favor.

 

RESPONSABILIDAD, HUMILDAD

Seguramente has escuchado algunas de esta frase o alguna similar:

cuidado con lo que pides porque se puede convertir en realidad”,

He comprobado que el uso y sentido de las palabras pueden ser la semilla de condiciones para grandes éxitos personales o del contexto en la cultura social pasiva.

¿Te gustaría analizar el sentido que damos a algunas palabras vitales para formar el carácter de una persona, cultura en una empresa … o sociedad?

 

Una palabra, dos caminos… o… destinos        

Hace tiempo viajé a Colombia por trabajo. En un restaurant un mesero me preguntó:

“Es usted mexicana, ¿verdad?”

 Pregunté si mi acento era muy evidente y me contestó:

“no, es que los mexicanos siempre contestan – MANDE - yo nunca he entendido por qué”.

Quedé sorprendida y reflexiva. Para los mexicanos “mande” significa:  dime, te escucho; pero alguien externo a nuestra cultura escucha:  usted manda, estoy listo para recibir sus órdenes en una especie de sumisión.

Mi curiosidad por las palabras, su sentido y los posibles caminos que de ahí surgen se agudizó.

 

Palabras pilares con doble sentido

 

ü RESPONSABILIDAD

Es la cualidad del responsable; Viene del latín responsabilis que significa que requiere respuesta[1].

Es la cualidad o la habilidad de DAR RESPUESTA.

En el lenguaje común, cuando alguien escucha “es tu responsabilidad” o “tú fuiste responsable”, suele se suele comunicar OBLIGACIÓN y surgir un sentimiento de miedo, reto, CULPA, reclamo.

¿Qué piensas, sientes y decides cuando te dicen “es tu responsabilidad? 

Tanto habilidad como obligación corresponden a su significado y es importante considerar ambas.

Responsabilidad como obligación sin verla como una habilidad, hace que la persona perciba que no tiene opción y posiblemente no se sienta con seguridad de que sí puede responder. Por otro lado, si solo se considera como una capacidad, es probable que el compromiso no se concrete y quede en pura posibilidad.

El estar consciente de esta convivencia otorga por un lado libertad y confianza en uno mismo abriendo las puertas de la creatividad y la pasión. La obligación provee las especificaciones del compromiso en tiempo, forma, contexto, etc.

 

Sentido

Habilidad

Obligación

Aproximación

Capacidad (Libertad)

Peso, culpa, miedo

Sensación

Seguridad.

Sin salida

Resultado

Confianza, creatividad, pasión

Compromiso, Calidad.


HUMILDAD[2]:

“Para ser grande primero tienes que aprender a ser pequeño. 

La humildad es la base de toda verdadera grandeza”.

Anónimo 

Significa:

Virtud que consiste en el conocimiento de las propias  limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento.”

 Bajeza de nacimiento o de otra cualquier especie”

Aquí encontramos un cierto contraste. 

Virtud – Bajeza

 

Aunque la virtud sea un buen hábito que ayuda a ser mejor, si está relacionado con la bajeza[3]…. ¿Por qué querría una virtud que me presente como “bajo”?  O, por otro lado, si elijo por ser virtuoso con esa definición…. Es congruente que quiera mantenerme “pequeño”.

La humildad es el hábito de las personas que saben reconocer-se en su grandeza y en su pequeñez; se presentan como son, sin disfraces inflados evitando promesas que quedarán sin cumplir.  En esta época de imágenes y espejos, la humildad requiere valentía.

La humildad es más una relación conmigo mismo, que con los demás.

La humildad es más una relación con quien soy, que con lo que tengo.

 

Conclusiones y consecuencias

Si lo llevamos al mundo de las empresas: 

 ¿Cuál es la actitud y resultados de un jefe de área que percibe a la responsabilidad como una obligación de la cual será culpado, en lugar de su habilidad para provocar libre y creativamente grandes resultados? 

¿Cuál es la actitud y resultados tanto en metas como en equipo de un nuevo gerente que cree que si es y se muestra “humilde” ante su nuevo grupo lo verán “pequeño”, en lugar de ser disciplinado en reconocer-se y mostrar-se como es, con sus fortalezas y sus áreas de mejora? 

Estas son pequeñas sutilezas que encaminan a resultados muy diferentes. 

Si te gustó este artículo te invitamos a que nos sigas leyendo en www.brilio.com.mx o es nuestra página de facebook.

Acompáñanos en nuestro próximo evento

 INVERTIR EN LA FELICIDAD DE LA ORGANIZACIÓN… ¿SERÁ BUEN NEGOCIO?” que impartiremos el próximo miércoles 21 de septiembre 2016.


Ithel S. Villanueva L. Filosofía, MBA




[1] Real Academia de la Lengua Española. http://dle.rae.es/?id=WCqQQIf

[2] Ibid, http://dle.rae.es/?id=Kok3CYO

[3] No especificaré lo que puede relacionarse con la bajeza a la que apela la humildad.  En nuestra cultura por lo general representa sumiso, pobre, callado, chiquito …

Responsabilidad social, ¿por dónde empezar?

2016-12-21 15:28:20

A lo largo de nuestra experiencia, nos han preguntado en muchas ocasiones, ya sean dueños de empresas, directores o emprendedores, qué es la Responsabilidad Social y cómo iniciar un acercamiento contundente y significativo.   En este artículo ofrecemos una respuesta práctica y retadora.

 

De responsabilidad a responsabilidades

 

A pesar de que el tema de la Responsabilidad Social es muy vasto y extenso. Especialmente la Responsabilidad social empresarial se entiende de primera mano cómo altruismo, voluntariado y apoyo al medio ambiente.

 

Nosotros, sugerimos que la aproximación, (sin dejar de considerar su extenso alcance), sea a través de los círculos concéntricos de la responsabilidad[1].

 

Primer paso:  Aclarar el objetivo

 

Antes de dar un paso hacia el voluntariado (altruismo), que es magnífico, nos gustaría hacer las siguientes preguntas:

 

PRIMER CÍRCULO

· ¿Consideras que, siendo el punto de partida de los círculos concéntricos de la responsabilidad, ya te estás cuidado para poder ser y ofrecer la mejor versión de ti mismo al mundo?

SEGUNDO CÍRCULO

· ¿Consideras que el segundo punto de partida, tu familia, tiene lo que necesita? ¿Los estás apoyando?, ¿Estás creando amor en la misma? ¿Estás escuchando a sus miembros y logrando generar unión y crecimiento en todos?

TERCER CÍRCULO

· Este tiene que ver con las personas que laboran cerca de ti... Entonces, por ejemplo, si hay una persona que les ayude en la limpieza en casa: ¿Qué sabes de su vida? ¿De su familia? ¿De sus problemas? ¿De sus hijos? ¿De sus estudios? ¿De su crecimiento?  Lo mismo te preguntaría con tus compañeros de oficina; en tu área y equipo de trabajo… en tu empresa.

CUARTO CÍRCULO

· Es hasta ahora donde se encuentra la comunidad y el voluntariado como una de las formas de ayuda. ¿A qué causa deseas apoyar?  ¿A quiénes? ¿Cómo? ¿Cada cuándo? ¿Con dinero, en especie o con tiempo?


EN LA EMPRESA

La Responsabilidad Social, en su vertiente de empresa, se ha convertido en una FORMA DE GESTIÓN de empresa que implica consideración y justicia en todas las áreas de la misma, así como las partes involucradas en ella: los clientes, proveedores, empleados, competencia, gobierno, comunidad y generaciones futuras.  Esta gestión requiere ser incluida en la planeación estratégica con programas y mediciones específicas[2].

 

Trazando un plan congruente.

Cada persona (y cada empresa) es diferente; tiene personalidad, características, recursos e intereses distintos, por lo que cada plan será único.

No obstante, para que los esfuerzos resulten en una exitosa ayuda a la comunidad (ayuda externa) se requiere congruencia y consistencia en el cuidado de los primeros círculos.  Por ejemplo, si una persona dedica (tiempo – dinero) para una causa social y no es responsable de su familia, no se puede hablar de una persona responsable; el efecto en la comunidad puede apelar a deseos de estatus o reconocimiento.

Si una empresa dedica recursos para apoyar al medio ambiente (por ejemplo: cuidar el área verde del camellón de enfrente o coordinar un proyecto de plantar árboles), y su personal no cuenta con las prestaciones básicas de ley, tampoco se puede hablar de una empresa socialmente responsable, sino del uso de prácticas de RSE como tácticas de posicionamiento.

El plan de trabajo tendría requiere entonces, atención jerárquica de los círculos concéntricos (de adentro hacia afuera) y congruencia.


Manos a la obra

 

Como te ofrecimos, aquí propusimos una respuesta práctica y retadora

 

1. Primero revisa el grado de responsabilidad que existen en tus círculos concéntricos.

2. Identifica las áreas de oportunidad

3. Aclara tu objetivo, intereses y prioridades

4. Revisa que exista responsabilidad congruente.

5. Traza un plan con objetivos, alcance, metas, recursos y entregables específicos.

6. Apasiónate y disfruta la actividad… y los resultados.

7. Al final del día, en lugar de culparte por lo que falta, identifica y agradece el bien que estás generando para ti y para los demás.

 

Tú sabrás cómo es más conveniente apoyar responsablemente a la comunidad... es elegir tus prioridades de apoyo en cuanto a los círculos concéntricos... porque muchas veces nos concentramos en lo que queremos apoyar fuera.... muy fuera de nosotros... cuando los mejores y más sostenibles cambios, siempre comienzan desde dentro.

 

M.B.A Rosamaría Becerra Lázaro

 

TE INVITAMOS Y RETAMOS

 

A estar pendiente y sumarte a nuestros próximos eventos www.brilio.com.mx  y a leer nuestros artículos

 

“Caminante, no hay camino, se hace camino al hablar”

“¿Me considero exitoso?, ¿cuáles son los parámetros, qué significa y cómo puedo llegar a serlo”

http://brilio.mx/121339/articulos.html



[1] En la teoría de los centros concéntricos de la responsabilidad se colocan los niveles de responsabilidad comparando diferentes elementos como:  yo, mi familia, mi empresa -colegas – área de trabajo, la sociedad etc.  Siendo de mayor jerarquía lo que es más cercano a mi persona.

[2] Recomendamos ver este video de la CEMEFI para ahondar sobre el concepto de RSE. https://www.youtube.com/watch?v=gl-ju-sfWCU 

Más que un ave fénix

2019-09-10 14:24:57

Cualquiera que sea la necesidad de rediseñarnos para desplegar la misión de la empresa nos regala retos que a veces no vemos hasta que se vuelven un tema arduo o imposible de resolver. Y cada uno de estos nos confronta como algo inevitable y lleno de incertidumbre.
Entonces, ¿cómo adaptarse a la transformación? Los retos para superar lo inevitable implican armonizar contrastes en un baile ágil para recibir el futuro, y de pasos firmes que refuercen la misión.
Hay quienes nunca hablaron con una telefonista, esperaron con ansias al cartero, ni se desilusionaron por las ocho fotos buenas de las veinticuatro del rollo. Detrás de esos oficios, fotos y cartas había industrias y empresas que ya no existen porque se reinventaron o desaparecieron.
Por ello es relevante abrazar el cambio mientras se fortalecen los valores corporativos, ya que cimienta la cultura de empresas que trascienden, y en el caso de las que optaron por no cambiar, imperan factores como la indecisión, estatus quo y en cierto modo, la soberbia.
La clave es emular al ave fénix, ese ser mágico que renace desde sus cenizas venciendo la muerte, y que es estandarte de resiliencia. Sin embargo, es conveniente tener especial cuidado de, en aras del cambio, no caer en “la estrategia del coyote¹”.
La angustia de asumir un cambio incita a tomar decisiones rápidas eligiendo métodos y herramientas sin claridad en los objetivos ni en las propias capacidades y límites.  Se hacen cambios estructurales, se adquiere maquinaria, o autorizan proyectos inadecuados, resultando en desperdicio que genera mayor incertidumbre y desgaste.
Peor aún, si después del resultado fallido se decide nuevamente sin entender los propios límites, terminaremos pareciéndonos al “tonto coyote” tratando de atrapar al correcaminos.
Reconozco la tenacidad del coyote, su creatividad, arrojo y compromiso.
             ¿Identifico esto en mi empresa?
             ¿Mi equipo?
             ¿Mi persona?
Situaciones donde, a pesar de estas magníficas cualidades, no aprendí la lección errando nuevamente, amén de que diseñé una “mejor” estrategia.  Si no profundizo en el contexto ni reconozco mis limitaciones con humildad valiente, la próxima “trampa… me podría matar” ².
Sumemos el momentum: la cuarta revolución industrial (4IR) ha hecho del ejercicio empresarial “un deporte extremo” pues rompe el modus vivendi hasta ahora conocido.  
Con la 4IR las delgadas líneas entre lo físico-dígito-biológicas cambiará cómo y qué hacemos, y cuestionará quiénes somos ³.
Por eso, más que una invitación a reinventarnos para evolucionar⁴ la transformación ágil es un requisito.


Cuando el río suena ….


Desde el siglo V a.C. Heráclito, filósofo presocrático, concluyó que lo único permanente es el cambio⁵ representado en su frase: “no te puedes bañar dos veces en el mismo río”. Por la corriente, el río nunca es el mismo, fluye… al mismo tiempo, el cauce y su dirección permanecen.  El reto consiste en prever y adecuarse al movimiento (cambio permanente) considerando el cauce que ofrece una relativa permanencia (cimiento y objetivos).
En nuestra experiencia hemos identificado⁶ que las empresas con una transformación acelerada y eficiente son dirigidas por líderes que reconocen sus errores y límites con garbo, valentía y humildad.  De ahí construyen un nuevo sentido que empodera con ejemplo inspirador, a evolucionar… más allá del ave fénix.  
Cuando el líder tiene ese acto de reflexión ve con nuevos ojos y se detiene a entender el río⁷:

LA CORRIENTE              EJEMPLO

¿Velocidad?                             Innovación, cambio en la industria y el mercado.  Tiempos.
¿Qué lleva?                             Mercados emergentes, nuevos productos…
¿Hay remolinos?                     Competencia, nuevas malas – buenas prácticas.



EL CAUCE

¿Cuál es la dirección?                                 Visión
¿Cuáles son los cimientos?                         Legado, misión, valores
¿Qué elementos no deben cambiar?            Factores de éxito, cultura organizacional.
¿Hay otros obstáculos?                               Falta de liderazgo,
                                                                   Debilidad o rigidez en la estructura,
                                                                   Legislación global.


También se detiene a reconocerse e identificar su impacto en el proceso.


IMPACTO


Defecto                                                     Virtud                                         Exceso

ESTIMA BAJA 

DE SI                                                    HUMILDAD⁸                          SOBERBIA

       

Indecisión.                                             Decisiones prudentes               Decisiones unilaterales
Dimensión inadecuada del FODA.          Confianza en el grupo               Estatus quo
                                                              apertura, mejores prácticas,      Dimensión inadecuada FODA
                                                              estrategias colaborativas, 

COBARDÍA                                       VALENTÍA                             TEMERIDAD

Estatus quo                                         Decisiones a tiempo                  Decisiones arriesgadas
Cambios cosméticos                           Arrojo                                        Velocidad y competencia
                                                           Disposición "pagar los costos"   Dimensiónes arriesgadas
                                                                Inspira y empodera


LISTOS PARA LA AVENTURA

En una transformación ágil y eficiente, reconocemos un requisito y tres pasos:
Requisito: Reconocer que el cambio “es permanente”; la transformación NO es solamente una invitación.

Pasos:
1.      Liderazgo humilde y valiente.
2.      Análisis profundo y ágil “del río”. Estructura con cimiento y flexibilidad.
3.      Alinear el sistema. Llevar a la vida las estructuras a través de un liderazgo⁹ que invite a la co-responsabilidad, compromiso e inter-influencia¹º.

El proceso implica una aventura que impacta en futuro y capacidad de desarrollo acelerado, productivo y exitoso.

                              ¿Cómo iniciar esta aventura?
                                El mapa está trazado,
                                 el camino…  otra historia.

Ithel Villanueva, Co-Fundadora de Brilio, Experta en Factor Humano, Cultura Organizacional, Change Management. | | Edición: 52
¹ Recordando al coyote persiguiendo al correcaminos.  Metáfora: Ithel S.V.; proceso de transformación por Brilio.
² Canción del correcaminos
³ Klaus Shwab, Presidente Foro Económico Mundial, Davos 2017
⁴ Taller de cambio institucional BRILIO. www.brilio.com.mx
⁵ Diógenes Laercio, II, 22
 ⁶ Consultoría de Brilio
⁷ Metáfora Heráclito – propia del autor.
⁸ Justa valoración de uno mismo y de los otros. 
⁹ Rost, Leadership for the Twenty-First Century, 102.
¹º Carlos Llano añade inter-influencia al concepto de Rost.

Brilio 2015.
Todos los derechos reservados.